«

»

(No title)

Estoy escribiendo sobre política… se siente raro porque pensé en escribir sobre antipolítica pero eso sería en sí una política: una política anti. Entonces me resigno a escribir sobre el tema, procuraré no ser extenso ni típico, tampoco intentaré venderles algo ni comprar sus votos. El punto es que desconozco la función de los partidos políticos. Siento que su comportamiento es un tanto empresarial, eso del triunfo, eso de “ganó tal partido”, “el otro partido perdió” siento que es equívoco. Es decir: si la democracia funciona todos ganamos, incluso aquel que no es elegido para el puesto disputado. Igual me parecen absurdas las campañas, me parece que más que mostrar una propuesta es todo un combate publicitario, entonces las personas no votan por quien tiene una propuesta más eficiente o atractiva sino por el que pudo contratar a los mejores publicistas. Es triste que el gobierno se convierta en un negocio, sé que no estoy diciendo nada nuevo pero ya inmerso en el juego ¿no les parece absurdo a lo que estamos jugando?

Average Rating: 4.4 out of 5 based on 284 user reviews.

Permanent link to this article: http://blog.carloseduardoleal.com/2011/12/de-politica-anti/

1 comment

  1. Ethel

    Yo tampoco entiendo la razón de ser de los partidos políticos, y de la mano con eso, mucho menos entiendo que se prohiban en México las candidaturas independientes. No estoy de acuerdo con que nuestro marco jurídico mexicano establezca este principio de poca apertura, pues obligar a una persona que desee postularse para un cargo de elección popular a que sea parte de un partido político sería tanto como forzarlo a recibir una ideología con la que no comulga, dando pie a una falsa pertenencia a una organización y un compromiso aparente con unos ideales que acepta meramente por requisito. Además, ¿por qué coartar la libre voluntad del pueblo poniendo trabas a postulantes independientes, si es precisamente ésta el objetivo de la democracia? ¿Por qué no darle la oportunidad a los candidatos independientes, si podrían incluso encontrarse mejor preparados que muchos de los políticos actuales, que cambian de partido dependiendo de las rachas de popularidad electoral en las que viven, demostrando una falta total de compromiso con su partido original? Tal vez encontraríamos mayor honestidad y sinceridad en una persona que rechace la admisión a uno de estos grupos políticos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>